Con lo que el mar nos proporciona

By Familia Cooperativa Junio 26, 2023 457 0
Dos investigadoras patagónicas lograron desarrollar suplementos dietarios líquidos, elaborados a partir de huevos no fecundados de erizo de mar. Todo el proceso productivo, que comprende desde la cría de los animales hasta la producción sin generar desechos, busca reducir al mínimo el impacto ambiental.


Los erizos de mar son eres invertebrados de diferentes fisionomías que viven en el fondo marino y cuyas propiedades comenzaron a ser estudiadas en Oriente durante el siglo XVII. Desde entonces, se han comprobado sus beneficios para la salud humana.
Con el análisis de esa información ancestral de base, más la recabada por sus propios estudios, la investigadora Tamara Rubilar (45 años, oriunda de Buenos Aires y formada en Ciencias Biológicas en Puerto Madryn) se abocó a las propiedades antioxidantes halladas en las huevas de la especie de erizo de mar Arbacia düfresnii, presente en nuestro mar patagónico.
Así, en menos de cinco años, logró consolidar una innovadora técnica biotecnológica para cultivar los erizos y extraer las propiedades de sus huevas sin dañarlos ni provocarles estrés.
Tras lograr aislar unas moléculas conocidas como espinocromas, que aportan polifenoles con efectos antioxidantes, la investigadora comenzó a desarrollar un suplemento nutricional en base a estos compuestos, muy ricos en vitamina B.
Con la firme idea de llevar la investigación al mercado, se sumó al equipo de trabajo la ingeniera Lucía Barja (38 años, oriunda de Trelew y formada en Ingeniería Química e Ingeniería en Alimentos en la Ciudad de Buenos Aires), con quien Rubilar logró conformar Promarine, la primera empresa de base tecnológica de la Patagonia que produce novedosos suplementos dietarios en Puerto Madryn.
Barja explica que estos seres invertebrados están en planta, donde emplean biotecnología y protocolos de bienestar animal desarrollados desde el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) para obtener los huevos de erizos de mar.
“Una vez que los tenemos, los procesamos con absoluta propiedad y desarrollo intelectual para obtener tres extractos para el producto final”, subraya.
De esta manera, a partir de agosto de 2022 lograron comercializar dos suplementos dietarios: Marine Fusion, que aporta omega 3 en fosfolípidos, astaxantina y vitamina E; y Marine Epic, que contiene moléculas propias del erizo de mar, un complejo de vitaminas del grupo B y Chlorella, una microalga cultivada en planta.
La profesional destaca que como obtienen la materia prima a través de los huevos del erizo de mar pueden desarrollar una actividad no extractivista y pensarla en escala.
“En otros países utilizan la carcasa y las espinas de los erizos de mar y requieren grandes cantidades, mientras que en Promarine trabajamos con volúmenes reducidos y concentrados”, indica.
Resalta asimismo que, más allá de los beneficios que proporcionan estos habitantes del fondo marino, hay muy poca información al respecto. Por tal motivo, la empresa ha realizado ebooks y podcast en su sitio web promarineantioxidants.com, referidos al mejoramiento de la piel, el cabello, el sistema inmune, la energía y la vitalidad celular.
Barja detalla, además, que permite nivelar la glucosa, mejorar el metabolismo de las grasas y la salud del páncreas, y funciona como cardioprotector.

Proteger el recurso

Con la intención de proteger la diversidad genética, la firma adhirió al Protocolo de Nagoya, un acuerdo complementario al Convenio de Diversidad Biológica de Naciones Unidas, que “regula el acceso a los recursos genéticos y la participación justa y equitativa en los beneficios que deriven de su utilización en países en desarrollo”.
De tal forma, al aportar los recursos la provincia de Chubut obtendrá regalías por el uso sustentable de esta especie silvestre, evitando la biopiratería, que ocurre cuando un laboratorio o empresa extrae recursos biológicos de un territorio para elaborar productos comerciales, sin reconocer ni pagar derechos.
Por otro lado, Barja resalta que el procedimiento que realizan reduce el impacto ambiental, ya que además de ser una actividad no extractivista, emplean el concepto de economía circular, utilizando un ciclo cerrado de agua de mar.
“Reutilizamos gran parte del agua de mar que se desecha, llevando al mínimo su utilización como recurso. Entonces si bien estamos en escala piloto a nivel industrial uno puede pensar en una actividad que tenga en cuenta la economía circular desde este punto de vista: la mínima utilización de agua de mar, pensando los descartes como algo orgánico por un lado y como agua de reutilización por el otro”, afirma.
Por otra parte, acota que una de las prioridades es mantener a los erizos bajo estrictas condiciones de bienestar animal y sólo trabajar con sus huevos.


“Esto que tal vez pueda sonar lindo al oído del consumidor, en realidad tiene que ver con que ante cualquier estrés que sufra el animal lo primero que hace es cortar la producción de huevos”, explica.


Promarine es una empresa liderada por mujeres, que tiene casi el 50 % del staff femenino.
“A la hora de incorporar un empleado no pensamos en si es hombre o mujer. Siempre buscamos que el perfil deseado cubra el requerimiento de la empresa y que sea un intercambio enriquecedor, tanto para la persona como para la empresa”, aclara.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Lunes, 26 Junio 2023 12:50

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.