Quedarse en casa es, de momento, la mejor estrategia para frenar la expansión del Covid-19. Pero plantea una paradoja: el confinamiento prolongado puede, al mismo tiempo, incidir en la carencia de vitamina D, cuya síntesis depende en gran medida de la luz solar.

En el marco de la pandemia de Covid-19, las personas de 65 años y más, personal de salud y el resto de quienes pertenecen a los grupos de riesgo deben aplicarse la vacuna contra la gripe como medida especial de cuidado.

Estar al volante de noche, bajo factores climatológicos adversos, condiciones de tráfico intenso, con un vehículo prestado o con la responsabilidad de llevar ocupantes en el coche pueden provocar sensaciones de ansiedad y estrés en buena parte de los conductores.

Según los últimos estudios dados a conocer, hasta un 88% de los pacientes con coronavirus presentan la pérdida del olfato y del gusto. La mayoría de estos casos (el 80%) recuperan estos sentidos en forma espontánea con el paso del tiempo.

Esta afección se caracteriza por la dificultad  evidenciada para mover los músculos de la  boca, de la cara y del sistema respiratorio  superior que controlan el habla, que suele tornarse lenta y confusa.

Página 1 de 3