La importancia de la vacunación antigripal

En el marco de la pandemia de Covid-19, las personas de 65 años y más, personal de salud y el resto de quienes pertenecen a los grupos de riesgo deben aplicarse la vacuna contra la gripe como medida especial de cuidado.

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año, y la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.
Sin embargo, niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades o condiciones crónicas pueden tener graves complicaciones que pueden poner en riesgo sus vidas.
La vacunación antigripal tiene por objetivo reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por la infección por el virus influenza.
En el país, la vacuna antigripal está disponible para el personal de salud, mayores de 65 años, personas gestantes y puérperas, niñas y niños de 6 a 24 meses y personas de 2 a 64 años con condiciones de riesgo como obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias y cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados o personas con insuficiencia renal crónica en diálisis.
En paralelo a la campaña instrumentada por el gobierno nacional, que inició la distribución de las primeras partidas de dosis en todo el país, y en la medida de las posibilidades, la Cooperativa Obrera arbitró los medios para que todos aquellos empleados que quieren acceder a la vacunación abntigripal puedan hacerlo en forma gratuita, más allá de que presenten o no condiciones de riesgo.
Las carteras sanitarias nacional y de las 24 jurisdicciones del país instrumentaron medidas de manera tal de llevar a cabo en forma simultánea las vacunaciones antigripal y contra el Covid-19.
Por otra parte, ante el ascenso de casos de esta última enfermedad, se enfatizó la importancia de reforzar el cumplimiento de los protocolos y de las medidas de prevención, en especial la ventilación cruzada y constante de ambientes cerrados y en el transporte, además del uso de barbijo, el respeto de los dos metros de distancia entre personas y el lavado frecuente de manos.


Estas medidas son importantes para minimizar la transmisión de todos los virus respiratorios que circulan durante los meses de otoño e invierno, como el virus de la influenza.

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 18 Mayo 2021 08:47

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.