Esta patología hereditaria que no tiene cura es provocada por un funcionamiento deficiente de las glándulas mucosas y sudoríparas. Afecta principalmente los pulmones, el páncreas, el hígado, los intestinos, los senos paranasales y los órganos sexuales.

El procedimiento comprende la separación del plasma de otros componentes de la sangre como los glóbulos rojos, blancos y plaquetas a través del denominado método de aféresis, que luego son devueltos al donante sin el plasma, que se regenera en 48 horas aproximadamente.

Diversos estudios realizados en nuestro país  demostraron que casi la mitad de los argentinos experimenta agotamiento crónico físico, mental y emocional causado por el cansancio psíquico o estrés que surge de la relación con otras personas en un dificultoso entorno de trabajo.

Molestias agudas, ardor repentino o sensación de shock extremo son los síntomas de una afección que, por lo general, afecta a un lado de la cara. Cualquier vibración en el rostro, incluso por hablar, puede provocarla.

El estrés y la ansiedad que deparan los momentos de crisis pueden influir en la manera en que respiramos. Oxigenarse en forma correcta puede ayudar a calmarnos, pero por más instintivo que resulte no siempre dominamos esta importante actividad.

Página 1 de 2