Coope noticias

Coope noticias (178)

En dependencias del Palacio Municipal de Bahía Blanca se llevó a cabo la firma de la escritura del lote comprendido entre las calles Alsina, Pastor Oligado y Napostá, donde está ubicada la Plaza de las Cooperativas, recientemente remodelada, que formalizó la cesión por parte de la Cooperativa Obrera a la comuna del citado espacio.Del acto tomaron parte en representación de la Cooperativa Obrera, Mónica Giambelluca, presidenta; Sandra Martínez, secretaria; Héctor Jacquet, gerente general, y Alejandro Marinello, gerente de la Asesoría Legal, además del intendente municipal saliente Héctor Gay; el jefe comunal electo, Federico Susbielles, y la escribana adscripta de la Escribanía General de Gobierno, Karina Siri.La inauguración de la remode- lación del espacio público de 2.000 metros cuadrados se realizó en ocasión del Día Internacional de las Cooperativas y los trabajos realizados a cargo de La Coope dotaron al lugar de una plaza blanda con juegos para niños, un escenario para actividades de interés cultural y un sector de encuentro.Asimismo se renovaron las sendas peatonales y el Municipio tuvo a su cargo la provisión de mobiliario urbano, árboles y plantas.
La obra “Parada de la estación”, de la artista bahiense Magalí Andrea Figueroa se adjudicó el primer premio del 11º Salón Anual de Pintura, Dibujo y Escultura Bahía Blanca Plaza Shopping.En tanto, el jurado del tradicional certamen integrado por Abril Barrado, Miguel Angel Ferreira y Daniel Vidal, eligió como segundo premio a “Esta maja la pintó una mujer”, de la artista platense Florencia Dellia Devova.Asimismo, hubo una mención especial del jurado para “Satélite”, del artista suarense Máximo Agustín Auricchio, y menciones para las obras “El descanso”, de la bahiense Mónica Sigal y “Todos los bosques son parecidos”, de la olavarriense Soledad Rolleri.Todos la obras premiadas son exhibidas hasta el lunes 4 de este mes en el Salón de Usos Múltiples del Bahía Blanca Plaza Shopping, junto a los siguientes trabajos:• “Paz sobre la Guerra”, del puntaltense Ariel Omar Gutiérrez.• “A través del espejo”, del azuleño Federico Camozzi.• “Plastic Vanitas 1”, del olavarriense Juan José Wally.• “En lo desconocido”, de la bahiense Natalia Castillo.• “Relevamiento N°54”, del platense Juan Carlos Manchiola.• “Monumentos efímeros: serie los nuevos vecinos”, del bahiense Pedro Alfonso.• “Vastus”, del bahiense Atilio Morales Tobar.• “Miradas”, de la bahiense Silvia Inés Pechin.• “Trayectorias XX”, de la dorreguense María Fernanda Furguelle.• “Libertad en la Candelaria”, de la bahiense Febronia Vaccarino.• “Sobrevolando”, de la pringlense Patricia Mariezcurrena.• “En escena”, del bahiense Walter Benedetti.
Con la  finalidad de continuar ampliando las formas en que los consumidores interactúan con La Coope, se habilitó en Villa Gesell el servicio lacoopeencasa.coop, que permite realizar las compras de supermercado a través de internet.Esta exitosa plataforma ya es utilizada por miles de asociados en la amplia zona de acción de la Coope- rativa Obrera, por ser una forma fácil, rápida y segura para realizar las compras desde un móvil, PC, notebook o tablet, en el momento y lugar elegido.Los consumidores pueden comenzar a formular su primer pedido una vez que se registran en lacoopeencasa.coop, agregando a su carrito virtual productos de almacén, bebidas, frutas, verduras, carnes, lácteos, artículos de higiene, limpieza y perfumería, entre otros.Posteriormente seleccionan el servicio de entrega a domicilio con un costo de envío de $999, que a modo de promoción en Villa Gesell será gratis en el primer pedido.Para el armado de lo solicitado, La Coope aplica los mismos procedi- mientos que utiliza diariamente en sus sucursales, orientados a asegurar la cali- dad y frescura de los alimentos, evitar la contaminación cruzada y preservar la cadena de frío hasta que la mercadería es entregada a los consumidores.
Notable éxito en toda la amplia región de cobertura de la Cooperativa Obrera alcanzó la realización del 36° Certamen Infantil y Juvenil organizado por esta entidad, que en esta oportunidad abordó la temática “¡Las palabras tienen poder! Alza tu voz frente al bullying”.Superando las expectativas, el certamen contó con la participación de 1.618 trabajos correspondientes a niñas, niños y adolescentes de diferentes provincias y localidades, de los cuales se distinguió a 150, reconociendo la calidad y el esfuerzo invertido en ellos.Cabe destacar que la iniciativa fue respaldada, en gran medida, desde el ámbito educativo por docentes guía, y por el seno familiar a nivel individual.La importancia de esta iniciativa radica en su capacidad para empoderar a niñas, niños y adolescentes, alentándolos a alzar su voz contra el bullying y el cyberbullying.Por otra parte, más allá de tomar conciencia acerca de la problemática, se apuntó a que a través de este certamen pudieran considerarse la importancia de su prevención, la promoción de vínculos sanos, el manejo de las emociones, el ejercicio de la empatía y la resolución de conflictos en forma pacífica, entre otras temáticas.Entre los trabajos distinguidos y seleccionados por el Jurado se sortearon importantes premios, consistentes en notebooks, bicicletas y colecciones de libros de la zaga de Harry Potter, cn la intención de motivar a los participantes y resaltar la importancia de su contribución.El acto de reconocimiento se llevó a cabo en forma virtual y resultó una buena oportunidad para celebrar los logros alcan- zados por los participantes, reafirmando su compromiso con la prevención del bullying.En tal sentido, Mónica Giambelluca, presidenta de la Cooperativa Obrera, resaltó que “todos juntos, como comunidad, hemos demostrado que podemos marcar la diferencia en la lucha contra el bullying y el cyberbullying”.“Felicito a todos los participantes por su valentía y creatividad, y agradezco a la Gerencia de Cultura y Acción Comunitaria de la Cooperativa Obrera por liderar esta iniciativa que cambia vidas. Sigamos trabajando juntos para construir un mundo en el que todas las voces sean escuchadas y respetadas”, concluyó.
Un nutrido grupo de dirigentes cooperativos visitó en Bahía Blanca distintas dependencias de la Cooperativa Obrera, en el contexto de un viaje organizado por la Subsecretaría de Cooperativas y Mutuales de la provincia de La Pampa que sirvió como cierre al proceso de capaci- tación acerca del Balance Social Cooperativo que dictó el contador Marcelo Gallo, cooperativista y docente de la Universidad Nacional de La Pampa en conjunto con la Federación Pampeana de Cooperativas de Electricidad y otros Servicios Públicos Limitada.En primera instancia, tras ser recibidos por Natalia Gallo, jefa de Capaci- tación de La Coope, los visitantes tomaron parte de una charla sobre el balance social a cargo de Francisco Fernández, y posteriormente mantuvieron un encuentro con Héctor Jacquet, gerente general de La Coope, para luego efectuar una recorrida por el Centro de Desarrollo Tecnológico, guiados por el gerente de Sistemas, Adrián González.
Con el fallecimiento de contador Juan José Carrizo, acontecido el pasado 2 de octubre, a los 84 años, el cooperativismo argentino pierde a una figura de notable realce y, en particular, la Cooperativa Obrera siente la desaparición física de un dirigente que contribuyó al engrandecimiento de la entidad, respetando los objetivos e ideales fijados por los fundadores y asumiéndolos como un verdadero compromiso.En una nota publicada en ocasión del año del Centenario de La Coope, en la edición 412 de Familia Cooperativa, revista a la que estuvo ligado como director ejecutivo entre 1987 y 1999, el contador Carrizo reconoció que su vinculación con la Cooperativa Obrera se dio desde niño, “cuando me enviaban a hacer mandados a la sucursal 5 de la calle Belgrano”.En ese mismo artículo, resaltó que “ya en la adolescencia, en la Escuela Superior de Comercio creamos en 1956 un Centro de Estudiantes y una Cooperativa de alumnos, que atendíamos en sus tres turnos. Allí fui  preceptor y profesor de Contabilidad, mientras ejercía la profesión de contador en vinculación exclusiva con cooperativas y alguna mutual”.Posteriormente, al ingresar en la Asociación Intercoope- rativa Regional (AIR), por entonces con sede en oficinas de la Cooperativa Obrera de calle Belgrano, Carrizo asumió en forma paralela tareas de docencia y periodismo solicitadas por La Coope.Así, en carácter de asesor, en 1973 comenzó a brindar cursos de formación y capacitación cooperativa a los empleados de la Cooperativa Obrera, cuya organización había sido encomendada al Instituto Regional de Capacitación y Educación Cooperativas (Ircecoop), creado en el seno de la AIR.Docente por naturaleza, el Cr. Juan Carrizo fue además presidente de la Asociación Intercooperativa Regional (AIR), consejero de la Federa- ción Argentina de Cooperativas de Consumo (FACC) y de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), y miembro del Consejo Asesor Cooperativo de la Dirección de Acción Cooperativa de la Provincia de Buenos Aires.Su gran trayectoria también incluye un paso por la Universidad Nacional del Sur, a la que ingresó a través de un concurso público y en la que actuó en el Gabinete Cooperativo, llegando a ser consejero y secretario académico del Departamento de Ciencias de la Administración.En esa casa de altos estudios motorizó innumerable cantidad de cursos de formación y capacitación así como diversas publicaciones académicas, formando parte de la cátedra Cooperativas, Mutuales y otras Entidades de la Economía Social para la carrera de Contador Público.Su texto La paz es un valor cooperativo, editado en diciem- bre de 2013 por el Gabinete Universitario de Investigación, Docencia y Extensión sobre Cooperativas y otras Entidades de la Economía Social (Gidecoop) de la UNS, no sólo ilumina aún el pensamiento de los estudios del sector, sino que forma parte de la “Declaración de Paz Positiva a través de las cooperativas” de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).Carrizo se sumó formalmente a las filas de la Cooperativa Obrera el 1 de enero de 1999, llegando a ejercer como gerente de Cultura y Acción Cooperativa hasta el 1 de junio de 2007, cuando se acogió a la jubilación, pasando a desempeñarse como asesor de la entidad.Precisamente a la hora de referirse a la Cooperativa Obrera, el Cr. Carrizo reconocía que “expresa en forma práctica el concepto de solida- ridad para hacer, en respuesta a necesidades económicas, sociales y culturales cuya atención, desde 1920, se ha ajustado a una conducta doctrinaria que la convierte en un ejemplo nacional e internacional”.“Sus sucesivos dirigentes, empleados y asociados en gene-ral han dado continuidad a los conceptos de esfuerzo propio y ayuda mutua, con capacidad de innovación y atenta percepción de la cambiante realidad argentina y mundial, promo- viendo la integración como un principio central, practicando la democracia y la autonomía e independencia respecto de gobiernos e intereses ajenos a un auténtico espíritu de servicio, con preocupación por las comunidades en las que actúa solidariamente. Es nada menos que una democracia económica en acción”, subrayaba.Acerca de cómo visualizaba a La Coope en próximos años, Carrizo no dudaba en señalar que “la lógica cooperativa es la de una expansión constante en la medida que sus servicios sean necesarios, se presten con la corrección con que se han brindado hasta ahora y crezca en la conciencia de la sociedad en la que se desenvuelve”.“La Cooperativa Obrera es una entidad que ofrece la posibilidad de participar, de ser equitativos en el retorno de los resultados, de mantener un criterio de inclusión y de no discriminación, y de ser parte de un sistema universalmente aceptado, que llevó a la Unesco a reconocer al cooperativismo como patrimonio inmaterial de la humanidad”, destacaba este auténtico referente que deja un legado enorme.Trabajador incansable, Juan José Carrizo dedicó al movi-miento cooperativo hasta el último día de su vida y, a través  de sus fuertes convicciones, marcó a fuego el sentimiento de todos aquellos que tuvieron la fortuna de haber tomado contacto con una persona siempre dispuesta a extender una mano  de ayuda sin esperar nada a cambio.
Por segundo año consecutivo la Cooperativa Obrera tomó parte de la Feria Internacional del Libro de Bahía Blanca 2023, que nuevamente tuvo una gran repercusión, a partir de la calidad de los expositores y escritores que participaron.Para la ocasión, La Coope montó un stand en la Plaza Payró, lindera al Teatro Municipal, con la finalidad de promover la literatura vinculada al cooperativismo, difundir el material editado por Intercoop, fortalecer la visibilidad de la literatura local y regional, y fomentar el espíritu coopera- tivo junto con los servicios sociales y culturales brindados a la comunidad bajo la gestión de la Gerencia de Cultura y Acción Comunitaria.En la oportunidad, entre otros ejemplares, fue presentado en la Casa Coleman el libro El juego cooperativo como espacio de aprendizaje y diversión, de María Regina Öfele y Mirta Vuotto, editado por Intercoop.Asimismo, el variado programa previsto también contempló en el Centro Cultural de La Coope la presentación del libro Fragmentos de futuro, del escritor, narrador y guionista Juan Solá, y la proyección de la película Bahía Blanca, dirigida por Rodrigo Caprotti.Integrantes de la Coope- rativa Cultural Trafkintu tuvieron a su cargo la organización, que este año se centró en los lineamientos del coope- rativismo, la participación colectiva y la solidaridad, con el objetivo de alcanzar una Feria participativa y representativa de todos los proyectos que suceden en Bahía Blanca y la zona.“La ciudad cuenta con una increíble cantidad de propuestas culturales que estuvieron presentes durante esos días”, destacaron los integrantes de la Cooperativa, que funciona desde 2019 como una red social para autores y lectores.Trafkintu apunta a considerar la escritura como un trabajo. Por esta razón, cada tres meses realiza una paga a los autores que más participación y visitas hayan tenido a la plataforma. Este fondo es posible gracias a suscripciones, auspiciantes y un porcentaje de la venta de libros digitales.
A muy buen ritmo continúan desarrollándose los trabajos inherentes a la construcción de la sucursal 147 de la Cooperativa Obrera, situada en calle Undiano al 1900, entre Sáenz Peña y Avenida Arias, en el barrio Loma Paraguaya de Bahía Blanca.Las tareas para la concreción de la flamante boca de expendio de La Coope, que contará con un lineal de 6 cajas y un área de ventas que comprende 871 metros cuadrados de superficie, comenzaron a llevarse a cabo en mayo pasado.El lote comprende un total de 4.805,47 metros cuadrados y dispone además de un depósito y un sector de fraccionamientos, cuya superficie total asciende a 497 metros cuadrados.El local tendrá finalmente un área reservada para estacionamiento, que dispondrá una capacidad de 58 vehículos y abarcará una superficie de 2.465 metros cuadrados.La nueva sucursal contará con los servicios de La Coope en Casa y atención de la tarjeta Coopeplus, y personalizada en el sector carnicería y en la venta de artículos del hogar.Se prevé la apertura al público a fines de diciembre del presente año.
El rector de la Universidad Nacional del Sur (UNS), Daniel Vega, y la presidenta del Consejo de Administración de la Cooperativa Obrera, Mónica Giambelluca, refrendaron un convenio por el que La Coope se compromete a incorporar en sus entrevistas de trabajo a estudiantes avanzados, egresados o egresadas de la casa de altos estudios con discapacidad.El acuerdo de colaboración estipula que la UNS recibirá las inscripciones de los interesados y entregará el listado a la Cooperativa, “para que pueda convocar a las/os postulantes que se ajusten al perfil de las vacantes activas y sean convocados a las entrevistas laborales”.Lo acordado entre ambas instituciones apunta a fortalecer y favorecer a la comunidad universitaria de acuerdo con lo que indica la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.Precisamente la Convención especifica que “se entiende por personas con discapacidad a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad”.Tanto Vega como Giambelluca destacaron la propuesta, que surgió de la Subsecretaría de Inclusión y Accesibilidad de la UNS, a cargo del abogado Khalil Ilarrescape Majluf.“Es una oportunidad para ambas instituciones, que refuerza derechos y brinda equidad, por lo que no deja de ser un orgullo poder brindar en conjunto una posibilidad de empleabilidad”, resaltó Vega, al rubricar el convenio, en la sede del rectorado.La inserción en el mundo laboral es una de las principales dificultades que afrontan los jóvenes con discapacidad. En tal sentido, la Cooperativa Obrera se comprometió a tener en cuenta a los interesados y ofrecerles la misma posibilidad que al resto de los anotados, con especial atención en la entrevista a cargo de profesionales idóneos para abordar la problemática.La inscripción se lanzará en breve, con un video instructivo para completar la solicitud realizado por la Dirección de Educación a Distancia, con intérprete de lengua de señas.Los estudiantes avanzados deberán acreditar el 80 por ciento de aprobación de la carrera y tanto ellos como los gradua- dos deberán contar con certificado de discapacidad.
La Cooperativa Obrera y la Municipalidad de General La Madrid refrendaron un convenio por el que la comuna asumirá el compromiso de retirar los residuos que se originen en las sucursales 55 y 87, que La Coope dispone en la planta urbana de la citada ciudad bonaerense.En contraprestación, la Cooperativa se comprometió a hacer entregar mensualmente el equivalente a 90 litros de gasoíl por sucursal, valor que se actualizará de manera trimestral y será destinado a la compra de árboles para ser colocados no sólo en veredas y espacios verdes, sino en instituciones educativas, clubes y centros.El convenio, que tendrá una duración máxima de un año y que podrá ser prorrogado mediante acuerdo de las partes y previa evaluación de los resultados, apunta a la recuperación de residuos tanto orgánicos como inorgánicos, contribuyendo además a la reducción de la huella de carbono que se genera a raíz de las actividades diarias.
© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.