La concienciación social acerca de la importancia de cuidar y proteger la piel del sol veraniego es cada vez mayor, pero durante los meses de frío esta parte de nuestro cuerpo se convierte en la gran olvidada. Sin embargo, hay muchos factores propios del invierno que la dañan y que producen, a largo plazo, deshidratación y envejecimiento.

El aumento de casos en el mundo, que obligó a la Organización Mundial de la Salud a elevar el nivel de amenaza del virus a “moderado”, tiene en alerta no sólo a las entidades sanitarias de las regiones donde la viruela de modo es endémica  (países del oeste y centro de África) sino también en otras naciones donde ni siquiera hay sospecha de la enfermedad.

El 5 de mayo pasado se conmemoró el Día Mundial de la Hipertensión Pulmonar, una enfermedad que afecta a las arterias en los pulmones y el costado derecho del corazón. La afección empeora con el tiempo, aunque con medicación y ciertos tratamientos pueden aliviarse los síntomas y mejorar la calidad de vida.

La pérdida de cabello no es sólo cosa de hombres, ya que un número significativo de mujeres también sufre este problema. Las razones son múltiples, aunque se centran en los hábitos de vida propios de los tiempos que vivimos.

Esta afección, muy común a partir de que se envejece, comienza a medida que se pierde masa ósea y el interior de los huesos se vuelve quebradizo debido a la escacez de calcio. Las personas que la padecen tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis.

Página 1 de 6
© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.