Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 20% de la población del planeta experimenta algún tipo de dolor crónico y una de cada tres personas que sufren este tipo de dolencia no puede mantener un modo de vida independiente.

La clausura de la etapa básica de escolaridad, la posibilidad de conducir un vehículo o la de poder emitir un sufragio son algunos ejemplos que pueden ayudar a marcar el final de una franja etaria. Sin embargo, existen ámbitos como el sanitario en los que la despedida de la niñez es más incierta.

El organismo adulto contiene de 20 a 28 gramos de magnesio de los cuales alrededor del 60% se encuentra en los huesos, el 26% en los músculos y el restante en los tejidos blandos y en los líquidos corporales. Es uno de los muchos electrolitos del organismo y sus niveles normales son importantes para el mantenimiento de la función cardíaca y del sistema nervioso.

El autocuidado es definido por la OMS como la capacidad de individuos, familias y comunidades para promover la salud, prevenir afecciones, mantener el estado físico y hacer frente a las enfermedades y discapacidades con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica.

La concienciación social acerca de la importancia de cuidar y proteger la piel del sol veraniego es cada vez mayor, pero durante los meses de frío esta parte de nuestro cuerpo se convierte en la gran olvidada. Sin embargo, hay muchos factores propios del invierno que la dañan y que producen, a largo plazo, deshidratación y envejecimiento.

Página 1 de 7
© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.