“En lucha contra el cambio climático”

Nuestra casa común está en peligro. Hay modos de producción y consumo que agreden constantemente a la naturaleza. No es mucho el tiempo que tenemos para revertir esta situación. Debemos actuar ahora, con nuestros valores y principios como bandera, para demostrar a escala global que es posible desarrollar una economía con inclusión social y protección de los recursos naturales”.


De tal manera, Ariel Guarco, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), se refirió al tema elegido para celebrar,  el primer sábado de julio, el Día Internacional de las Cooperativas, que este año llevará por lema “ Las cooperativas y la acción por el clima”.
La ACI  impulsa un nuevo llamamiento “a crear conciencia sobre la necesidad de luchar contra el cambio climático”,  invitando a la comunidad cooperativa de todo el mundo a seguir impulsando acciones en tal sentido.
La organización cooperativa internacional subrayó que ningún país queda al margen de esta crisis, en razón de que las emisiones de gases de efecto invernadero son un 50% más elevadas que en 1990.
Además, el calentamiento global está provocando cambios permanentes en el sistema climático, cuyas consecuencias pueden ser irreversibles si no se toman medidas urgentes de inmediato.
“Las cooperativas de todo el mundo pueden aprovechar esta oportunidad para mostrar su liderazgo en este ámbito y compartir los valores coope- rativos que emplean para hacer frente a este problema internacional”, se aseguró desde la ACI.
La asamblea general de las Naciones Unidas adoptó en septiembre de 2015 la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.
Precisamente el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 13: “Acción por el clima”, coincide con el tema propuesto por el Día Internacional de las Cooperativas.
La lucha contra el cambio climático representa uno de los retos más importantes a los que se enfrenta nuestro planeta a lo largo del siglo XXI, ya que afecta gravemente a la vida de las personas en todo el mundo, especialmente los grupos más desfavorecidos, como los pequeños agricultores, las mujeres, los jóvenes, los pueblos indígenas o las minorías étnicas, que tienen que hacer frente a las catástrofes naturales extremas y a la degradación de los recursos naturales.

El movimiento cooperativo, uno de los actores globales que apuntan a un cambio, sostiene que el esfuerzo colectivo puede tener un impacto considerable en la agenda sobre el clima y lograr una transición ecológica justa para todas las comunidades.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Martes, 23 Junio 2020 17:02

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.