La apertura del supermercado con autoservicio en la Casa Central de la Cooperativa Obrera, acontecida  el 31 de octubre de 1965, originó un período de vertiginoso crecimiento de la entidad debido al aumento de las ventas.

La Cooperativa Obrera habilitó su flamante Centro de Distribución de Refrigerados y Fraccionamiento de Quesos y Fiambres, una construcción dotada de la más moderna tecnología, que resultará vital para brindar mejores servicios y satisfacer la demanda de los consumidores.

La abrupta irrupción del Covid-19 motivó que de la mañana a la noche, muchos empleados dejaran las oficinas para trabajar desde sus casas y, pantalla por medio, pasaran a gestionar simultáneamente la frustración, la motivación y la capacidad de adaptación.

Los consumidores no volverán a ser los mismos después de la cuarentena. Este período de aislamiento en casa seguramente marcará la evolución de preferencias y comportamientos. Los entendidos sostienen que la digitalización de las ventas seguirá su camino ascendente.

Una nueva página web podría emparentarse con una casa a la que se le redecoró cada espacio para hacerla más amigable con quienes la utilizan. De igual manera, el flamante portal digital de la Cooperativa Obrera presenta nuevos contenidos, enfocados en satisfacer las necesidades de los asociados a través de una navegación más fluida.

© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.