Desde las sierras salió un nuevo campeón

By Familia Cooperativa Junio 24, 2022 193 0

Después de cumplir una descollante gestión en los recientes Suramericanos de la Juventud desarrollados en Rosario, el saavedrense Juan Segundo Rodríguez alcanzó en la especialidad libre del patinaje artístico una de las 16 preseas de oro que totalizó la Argentina a lo largo de los Juegos.


Juan Segundo Rodríguez nació en Pigüé, vive en Saavedra y con tan sólo 15 años fue figura en los Juegos Suramericanos de la Juventud que se disputaron en Rosario, quedándose con una medalla de oro.
El patinador argentino totalizó 143,99 puntos en la especialidad libre, dejando atrás al uruguayo Martín Gasalla (104,97) y al brasileño Kevin Medziukevicius (101,72).
“Fue una experiencia hermosa y también una satisfacción, porque entrené un montón y es algo muy lindo obtener una medalla como premio”, sostiene.
Juanse, como habitualmente lo llaman, cuenta que antes de la competencia su objetivo principal se centraba en disfrutar, más allá de que sabía de antemano que tenía posibilidades de ganar una presea, en razón de que venía de obtener prime-ros puestos en dos Sudamericanos y un Panamericano de patín artístico.
Cumpliendo con las expectativas, Rosario no fue la excepción y logró subir a lo más alto del podio, dándole a nuestro país una de las 16 medallas doradas que alcanzó a lo largo de la competencia.
“Fue hermoso compartir el día a día con otros deportistas y en especial me sorprendió la organización y la cantidad de público que fue a apoyar al patín, porque en los torneos generalmente no hay tanta gente. El aliento por nuestros colores fue algo maravilloso”, subraya.
Como no podía ser de otra manera, dentro del fervoroso público que lo alentó estuvieron sus padres (María José y Mauricio) y sus profesoras, aunque Juanse también destaca el acompañamiento de todo el equipo que integró y que le permitió llegar en óptimas condiciones a la competencia.
En tal sentido, rescata los nombres de la profesora Belén Schofer, las preparadoras físicas María Eugenia Zerbi y Fabiana Buquete, la profesora de elasticidad Justina Dailoff, la psicóloga deportiva María Florencia Torres y los entrenadores Walter Iglesias y Gabriela Montecchiari. A ellos se suman Pablo Rodríguez y Karina Maidana, que lideraron el grupo en Rosario.

Una elección de chico

Juanse recuerda que comenzó a patinar a los 7 años, después de quedar maravillado cuando vio en acción a su prima Camila. Entonces empezó a practicar en el garaje con piso de cemento de su casa y como en ese momento también jugaba al fútbol y los horarios coincidían, tuvo que optar. Y no dudó: el patín sería el deporte que practicaría de ahí en más.
Actualmente le dedica tres horas por día de lunes a viernes, mientras que los sábados entrena por la mañana. Confiesa que le da “un poquito de pachorra” levantarse temprano el fin de semana, pero ni bien se pone los patines todo queda en el olvido.
“Lo único que hago presencial es patinar en el club Sarmiento de Pigüé con la supervisión de Belén Schofer, después es todo online. Entonces me pongo en el garaje de mi casa y sigo ahí. Por suerte tengo todos los elementos para hacer la preparación y la actividad física. Para mí es lo mismo que entrenar en otro espacio, o al menos ya me acostumbré porque hace más de un año que vengo así”, reconoce.
Cuenta que su referente es el patinador español Pau García y que lo que más disfruta de la disciplina que practica es saltar. Asimismo destaca las posibilidades que otorgan algunos torneos de compartir gratos momentos con otros deportistas y con las amistades forjadas en este tipo de experiencias.
Obviamente también hay sacrificios. En tal sentido, Juanse ha tenido que acotar o directamente resignar juntadas con amigos, debido a que al otro día tenía que entrenar temprano. Pero no se queja.
“Son cosas que por ahí en el momento no se sienten tan bien pero no me arrepiento, porque el patín es algo que disfruto muchísimo. Y también cuando lográs resultados te das cuenta de que el sacrificio valió la pena”, afirma.


Remarca, además, que siempre se siente acompañado por la comunidad de la localidad en la que reside, y que luego de ganar en Rosario tuvo varios reconocimientos en su querida Saavedra, donde fue paseado por las calles en la autobomba de los bomberos, en medio de una gran caravana.


Tampoco faltó la merienda con la que lo agasajaron sus amigos y las felicitaciones de docentes y directivos en la escuela a la que concurre.
“Agradezco todo el aguante y el recibimiento que me dieron es algo que no voy a olvidar nunca. Por eso no quiero dejar pasar por alto el saludo inmenso a la gente de Saavedra; el cariño a mis padres, porque sin ellos no podría haber llegado y a los directivos de Sarmiento, mi club, que me apoya un montón”, señala.
Más allá del éxito alcanzado, para Juanse no habrá tiempo para estar distendido. Ahora se viene el Sudamericano de Deportes sobre Ruedas y después será el turno de los torneos clasificatorios y los nacionales.
Mientras tanto asegura que patinará hasta que el físico se lo permita y que su sueño es poder subir al podio en un Mundial. Y cuando llegue el momento de colgar las botas imagina que su futuro estará ligado con la enseñanza del deporte que lo fascina, ahí bien cerquita de una pista de patinaje.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Viernes, 24 Junio 2022 11:11

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.