De Tres Arroyos al Louvre

By Familia Cooperativa Diciembre 21, 2021 41 0

Néstor Albouy asegura que poder pintar con las manos, sin utilizar pinceles, es lo mejor que le pasó en la vida. Su trabajo cobró tal relevancia que fue invitado a exponer, junto a otros artistas argentinos, en el tradicional museo parisino. Mientras tanto recorre el país contagiando su alegría y la pasión por lo que hace.


Aunque es oriundo de la ciudad rionegrina de Cipolletti, Néstor Albouy lleva dos décadas residiendo en Tres Arroyos, y a los 42 años asegura que su pasión comenzó a manifestarse tras la muerte de su padre.
“Tenía 17 años cuando enfermó de cáncer y en ese momento me interné con él. Cuando falleció, sentí la necesidad de expresarme”, resalta Néstor.
Así empezó a explorar. Primero intentó con la música, “pero no se dio nada en ese momento” y a raíz de que su madre estaba realizando un curso de pintura en tela decidió tomar los materiales y probar, encontrando una nueva forma de canalizar su veta artística.
Néstor explica que la naturaleza lo inspira y que siente un impacto visual muy grande apreciando el volcán Lanín y la Cordillera de los Andes. Por eso pinta paisajes, preferentemente montañosos, aunque lo más llamativo es que no usa pinceles: sus manos son su principal herramienta. Utiliza pinturas al óleo, cerámica y barniz, y también le confecciona marcos a los cuadros para poder colgarlos.
“Es tanto el tacto que tengo con la pintura que con una mancha ya sé hasta dónde puedo llegar. Encontrar la mano como herramienta fue lo mejor que me pasó en la vida”, afirma.
A mediados del año pasado fue convocado para participar de la Semana Internacional de Arte Contemporáneo, que se efectuó en el Carrousel del Museo del Louvre en París, Francia. Si bien no reunió el dinero necesario para poder viajar, debido a que el tiempo en pandemia consumió sus ahorros y recién en los últimos meses la actividad empezó a repuntar, su obra sí se expuso en la capital francesa.
“Participamos siete integrantes de la Asociación Civil Artesanos Argentinos Viajeros Itinerantes (ACAAVI) y después de que terminó la exposición, mostraron interés en que podamos estar en la próxima edición. La puerta está abierta y si Dios quiere sería el próximo año”, se esperanza.
Néstor, quien se autogestiona, tiene la ilusión de poder concretar su viaje con la reanudación total de la actividad artística. En tanto, ya empezó una gira por Argentina, de norte a sur. Las distancias no le importan demasiado y su único objetivo es mostrar lo que hace.

Al compás de la música

-¿Hay algo en particular que te inspire?
-La música. Pongo un tema y la emoción que genera la canalizo a través del paisaje y la pintura. Si no hubiera música, ¡no podría ser el loco que soy!
-¿Pintás siempre desde la inspiración o también a pedido de la gente?
-Pienso que el arte tiene que ver con la fluidez de uno, porque si no sería un comerciante interesado solamente en el dinero y no alguien preocupado por expresar lo que siente. Por eso siempre hago lo que siento y con la mejor de las vibraciones lo transmito.
-¿Y cuál es la respuesta de la gente cuando ve tu trabajo?
-Por suerte buena. Siempre estoy rodeado de gente que baila, canta y vibra al ritmo de la música. Es una sensación de expresión muy elevada y las personas se copan con eso porque me ven transmitirlo. En un minuto les pinto un cuadro con los dedos y siempre surge el aplauso sin pedirlo.
Si bien es conocido en diferentes lugares por su andar y su trabajo, Néstor se hizo más popular todavía en distintos rincones de nuestro país luego de que el conductor televisivo Marcelo Tinelli viralizara un video suyo tiempo atrás.
También tiene una llegada especial con los más pequeños. Por eso realiza talleres en escuelas y jardines de forma voluntaria, “para mostrar un punto distinto del arte y para que ellos puedan entender que la pintura es una herramienta formidable si uno la sabe valorar y trabajar”.
Asegura, además, que el arte tiene que representar la autenticidad del ser. “Si a mí una persona me capacita, nunca voy a ser yo, sino la mitad de la otra persona. Por eso todo el tiempo fluyo y mis paisajes son mis vuelos, mi imaginación, lo que siento. Muchas veces los profesores de arte me preguntan ‘cómo lograste esa tonalidad’ y no sé, salió. Sin conocimiento, creo que puedo hacer un montón de cosas que por ahí otros con estudios no pueden lograr”, señala.
Por eso, entre sus consejos siempre está el transmitir lo que uno lleva dentro, concibiendo el arte como una forma de liberación.
“Siendo auténtico la gente que ve tu obra puede sentir lo que estás sintiendo y eso para mí es la esencia. El arte no es la perfección, sino que una persona muestra realmente lo que siente”, subraya.
-¿Cuáles son tus expectativas para el año que se inicia?
-Solo quiero ser libre y feliz. Ahora que tengo la libertad de ser y de poder viajar se abren expectativas grandes, especialmente porque exponer en el Carrusel del Louvre motivó que mucha gente que antes no me tenía en cuenta ahora vea mis pinturas desde otro punto y eso también está bueno.
“Por otra parte representa un compromiso distinto, porque hay que hacer otras cosas, como pintar sobre bastidores, componer otros materiales y llevar la expresión a una plenitud de decir ‘esta es mi obra porque tiene este respaldo y porque la siento así’”.

Contacto: En Facebook pueden contactarlo como Nestor Fabian Albouy y Arte Con Dedos “Tato”. Su número de celular es 2983 38-5661.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Martes, 21 Diciembre 2021 10:50

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.