Sonia Budassi: una escritora con todas las letras

By Familia Cooperativa Septiembre 20, 2021 175 0

Con su obra “Animales de compañía”, la escritora bahiense obtuvo el primer premio del Concurso de Letras del Fondo Nacional de las Artes en la categoría Cuentos, que contuvo la presentación de más de mil trabajos inéditos.

Para nada pensaba que iba a ganar y hacerlo representa un impulso. El ámbito literario, en general, es bastante limitado en el sentido de que muy poquitas personas pueden vivir de lo que hacen e incluso publicar, por más talentosas que sean. Así que haber ganado lo tomo con humildad, más allá de que significa una palmadita en la espalda”.
Sonia Budassi todavía no sale de su asombro, tras haber ganado la máxima distinción otorgada en el Concurso de Letras del Fondo Nacional de las Artes en la categoría Cuentos. El jurado, integrado por Agustina Bazterrica, Mariana Travacio y Gustavo Nielsen, eligió su obra “Animales de compañía” entre más de mil trabajos.
A lo largo de su trayectoria, la escritora bahiense obtuvo becas para instancias de investigación en literatura y prácticas en editorial, pero esta fue su primera presentación a un concurso, que en este caso era con seudónimo y solo permitía relatos inéditos.
Era su oportunidad: durante la pandemia había terminado y corregido su tercer libro de cuentos, por lo que el material estaba listo para ser presentado en uno de los pocos certámenes desarrollados sobre cuentos, incluso a nivel lationamericano.
“El género es muy contemporáneo, porque te permite leer por un tiempo acotado e interrumpir la lectura mientras vas de un lado al otro en esta vida urbana y moderna en la que por ahí la concentración de largo aliento es un poco más complicada”, destaca.
Sonia, quien reconoce que le encanta leer y escribir cuentos, teniendo bajo su autoría numerosos relatos de ficción y no ficción, presentó con el seudónimo Natacha Mularchik su obra, elogiada cálidamente por Gustavo Nielsen, uno de los jurados.
“La decisión de premiarla fue unánime, desde la primera lectura. El libro conmueve y apasiona; cuando lo terminás de leer te dan ganas de volver a hacerlo, o de buscar el tomo dos”, resaltó al otorgar el premio de $ 180.000 para la ganadora, para quien más allá del aspecto monetario, el logro también constituye una caricia para sus afectos.
“Las presentaciones y notas son cosas que comparto con mamá y las profes de Literatura que me aguantaron cuando era una niña y una adolescente insoportable. Así que también es lindo saber que sirve para eso, porque tiene más que ver con lo afectivo y eso para mí es muy importante”.
-¿Qué rol juega el público en este proceso de escritura?
-La tarea de escribir se suele decir que es solitaria, y es cierto. Pero también tiene una instancia más comunitaria, más colectiva, que tiene que ver con quienes te leen antes de publicar (en mi caso un par de amigos, amigas, colegas que son impiadosos y ayudan) y con las devoluciones posteriores. Los lectores también hacen al libro: cuando publicás te escribe gente que se encontró con el libro por casualidad y decís “ah, bueno, ya no pertenece a mí, es parte de un conjunto”.
Sonia cuenta que desde que empezó la pandemia su trabajo se incrementó, como le pasó a mucha gente, sobre todo a “los que trabajamos ‘cola en silla’. Antes, las reuniones de trabajo, por ejemplo, servían para cortar la tarea de producción. Ahora, la demanda es permanente, por WhatsApp, por la compu…”.
“Doy clases de Comunicación en la Universidad Austral y en un posgrado de Escritura en la Universidad Nacional de San Martín, y el desgaste de hacerlo online es muy superior. Entonces a la hora de sentarte a escribir cuesta aún más”, señala.
La pandemia también trastocó sus asiduas visitas a Bahía Blanca, ciudad a la que venía como mínimo una vez por mes. Igual cuando puede pega la vuelta para ver a sus seres queridos y para estar de nuevo en su tierra, a la que desea volver.
“Extraño muchísimo, no solo los afectos, sino el tipo de vida. Bahía me parece una ciudad súper linda”.
-Desde el punto de vista cultural, ¿cómo ves a Bahía Blanca?
-Muy activa. Hay librerías, narradores, festivales de poesía; y a nivel teatro y artes plásticas, también. Siempre fue una ciudad muy efervescente con la Universidad, donde el debate intelectual es intenso, lúcido y agudo. Hay gente muy talentosa, como Claudio Dobal, Diego Poggiese, Diego Rosake, que por ahí no son tan conocidos pero podrían serlo tranquilamente porque son buenísimos; y después los que sí trascendieron un poco más la frontera como Luis Sagasti, Marcelo Díaz, Mario Ortiz. ¡El nivel es espectacular!
Orgullosa de su lugar natal y haciéndose camino afuera, Sonia no deja de escribir. Tras presentar su tercer libro de cuentos que la llevó a lo más alto del concurso nacional, volvió de lleno al género novela con el deseo de seguir publicando.
“Así como el actor quiere actuar y el arquitecto hacer el mejor edificio, cuando escribís soñás con publicar, esa es la satisfacción. Quiero seguir haciendo lo que hago, que es básicamente como la esfera de la vida que me hace más feliz”, reconoce.

En primera persona

Sonia Budassi es autora de los libros de cuentos “Periodismo” y “Los domingos son para dormir”, y de los libros de no ficción “La frontera imposible: Israel-Palestina” (Marea Editorial), “Apache. En busca de Carlos Tévez” (Hemisferio Derecho Ediciones) y “Mujeres de Dios. Como viven hoy las monjas y religiosas en la Argentina” (Editorial Sudamericana).
Participó con sus relatos de ficción en libros publicados en nuestro país y el extranjero. Entre los más recientes: “Nuevas narradoras argentinas”, publicado en España en 2017 y en Francia en 2018; y “11 mil kilómetros”, en Barcelona y Argentina (2019).
Trabajó como editora en las revistas Anfibia y Ñ, y actualmente lo hace en Ideas y Cultura, de ElDiarioAR.
Es profesora de la materia “Géneros y estilos creativos” en la Universidad Austral, y del Taller de escritura en la Maestría de Perio- dismo Narrativo de la UNSAM. Fue docente de “Crítica cultural” en el posgrado en Periodismo Cultural de la UNLP, y además coordina talleres de edición y escritura en diversas instituciones.
Colaboró en medios como Ñ, Perfil, Arcadia, Rastro de Europa, Radar, Bazar Americano, Crisis y Brando, entre otros.
Fue fundadora y coeditora del sello de narrativa Tamarisco. Realizó el Script and Filmdirecting Workshop en Harvard-NYFA (Cambridge) y obtuvo varias becas, siendo invitada como Visiting Scholar en Shanghai University (China) y habiendo dictado una conferencia sobre literatura latinoamericana en la Universidad de Waseda (Tokio).

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Lunes, 20 Septiembre 2021 10:05

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2020 Copyright Cooperativa Obrera. Todos los derechos reservados.