Escuelas primarias centenarias en Bahía Blanca 2020

En 2021 se cumplen 160 años de la inauguración de la primera escuela pública en Bahía Blanca. La Cooperativa Obrera, que centró en la educación uno de sus principios rectores, apoyó con tal motivo la realización de un libro escrito por la docente Julia Rossignol de Girón.

El 9 de julio de 1861, frente a la actual plaza Rivadavia, en el predio que tiempo después ocuparía el diario “La Nueva Provincia”, se inauguró en Bahía Blanca el primer edificio construido por el Estado para las Escuelas de Niñas y Varones.
Por tal motivo, al cumplirse en 2021 el 160 aniversario de la inauguración de aquella primera escuela pública en el distrito bahiense, la Cooperativa Obrera respaldó la realización de un libro que ofrece una recopilación de las instituciones educativas que llegaron a ser centenarias en el partido bahiense.
Para la realización del texto fue elegida la docente Julia Marta Rossignol de Girón, quien desarrolló su carrera desde maestra a directora y jefa de la Inspección Regional, y presidió el jurado de los certámenes escolares instrumentados por la Cooperativa Obrera hasta la fecha, además de asumir dictados de cursos pedagógicos y de formación en cooperación escolar.
Esta flamante edición, que fue impresa en la última semana del año pasado, aporta a recopilar historias de escuelas que, con las adecuaciones tecnológicas que los nuevos tiempos exigen, seguirán al servicio de la sed de saber que han llevado a la Humanidad a un presente necesitado del aprendizaje colaborativo, hacia el que una entidad también centenaria como la Cooperativa Obrera seguirá ofreciendo su mano tendida y abierta.
El cooperativismo centró en la educación uno de sus principios rectores y esta convicción en las virtudes de una enseñanza democrática como derecho humano accesible a todos, que es indispensable para convivir en una sociedad más justa, explica que La Coope haya apoyado notoriamente a las escuelas a lo largo de sus cien años de vida.
La educación enfrenta un enorme desafío en todo el mundo, por lo que los expertos convocados por la Unesco recomendaron estructurarla en torno a cuatro aprendizajes fundamentales como pilares del conocimiento: aprender a conocer, a hacer, a ser y a convivir juntos.
A tan altos fines la legislación argentina vigente en materia de educación cooperativa requiere una más efectiva aplicación, un hecho para el que La Coope ofrece su más decidido respaldo.

Un arduo trabajo

“Para cada niño en particular la escuela representa el espacio al que pertenece, en el que encuentra a sus amigos y a sus docentes. Es un lugar insustituible de socialización que facilita el crecimiento”, sostuvo Rossignol de Girón.
A su criterio, con la irrupción de la pandemia “hemos tenido la oportunidad de comprobar que la tecnología puede contribuir a la democratización de los conocimientos, pero no puede reemplazar el afecto, la risa, los juegos, la alegría de cada regreso cotidiano”, resaltó.
Acerca de este nuevo proyecto que incluyó un arduo trabajo de muchos años, indicó que “comprende una exhaustiva búsqueda de una extensa bibliografía y la recopilación de notas y publicaciones periodísticas, así como la colaboración denumerosas personas que aportaron datos valiosos”.
“El libro trata de reflejar además la importancia de la educación pública, porque el desarrollo, el crecimiento y el progreso de la ciudad están estrechamente ligados con la fundación de las escuelas”, añadió.
Finalmente, la docente subrayó que “en estos momentos de pandemia hay que recuperar los valores y el sentido del esfuerzo, del trabajo y del  estudio”.


“Todo esto conlleva a un análisis profundo de los contenidos educativos, para que los niños y las niñas lleven adelante conceptos valederos”, concluyó.

 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Miércoles, 21 Abril 2021 10:54

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.