Jornada universitaria: El rol protagónico de la Economía Social

La XVI Jornada Universitaria de Entidades de la Economía Social, que debido a la pandemia debio llevarse a cabo de manera virtual, contó con participación de los doctores Dante Cracogna y Bernardo Kliksberg, dos disertantes sumamente calificados.


Organizada por la Universidad Nacional del Sur, el Departamento de Ciencias de la Administración y la Asociación Intercooperativa Regional, bajo el auspicio de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo Ltda., se llevó a cabo la XVI Jornada Universitaria de Entidades de la Economía Social.
En esta oportunidad, la iniciativa se realizó por primera vez de manera virtual, actuando como moderadores Mariano Glas, director del Gabinete de Investigaciones Cooperativas (Gidecoop) y profesor de la Universidad Nacional del Sur (UNS), y la docente Lucía Banchieri.
En la apertura de la jornada, hicieron uso de la palabra el rector de la UNS, Daniel Vega; el director del Departamento de Ciencias de la Administración de la UNS, Gastón Milanesi, y el presidente de la Asociación Intercooperativa Regional (AIR), Juan José Carrizo.
“Frente a la impotencia de la política ante los dictados de los mercados y de las finanzas, la actual pandemia ha detonado reflexiones que apuntan a revisar el funcionamiento social. Si éste debiera inclinarse hacia una democratización económica, son las cooperativas las vías más experimentadas y participativas para que en cada lugar, los ciudadanos superen las incertidumbres y recuperen la organización de un mundo más justo y sustentable”, sostuvo Carrizo.
En el mismo sentido se expresó Mariano Glas, encargado de dar comienzo a la propuesta, quien resaltó que “en el momento de mayor desarrollo tecnológico del planeta, aunque con profundas desigualdades sociales y económicas y una creciente problemática medioambiental, un virus casi invisible demuestra la fragilidad del ser humano y nos presenta un escenario casi inédito”, explicó.
“En los próximos meses la pandemia pasará, pero lamentablemente va a profundizar situaciones de exclusión e inequidad tanto a nivel nacional como internacional. En este nuevo contexto las entidades de la Economía Social van a ser protagonistas de la reconstrucción pos pandemia, porque ponen al ser humano como centro de sus actividades privilegiando la prestación de sus servicios por sobre el lucro capitalista”, agregó.
Glas remarcó la labor y el ejemplo de referentes cooperativistas y destacó –al igual que todos los moderadores y expositores- el centenario de la Cooperativa Obrera Limitada de Consumo y Vivienda y su importancia en la economía y comunidad local a través de su accionar, sus valores y principios cooperativos. Además, valorizó el vínculo estrecho y el trabajo mancomunado de la Universidad Nacional del Sur con la Economía Social y el cooperativismo.

Disertantes internacionales

En esta oportunidad, los expositores fueron el intelectual coopera- tivista Dante Cracogna, quien abordó la temática “Otra mirada a la defensa del consumidor”, y Bernardo Kliksberg, quien disertó sobre “El rol del cooperativismo en un mundo turbulento”.
Cracogna efectuó una visión retrospectiva para comprender el presente, luego mencionó sobre la expansión doctrinaria del cooperativismo de consumo y finalmente se refirió a los desafíos de la actualidad.
Además, indagó en los orígenes del cooperativismo. “La referencia obligada es la Cooperativa de Rochadale como cuna del movimiento cooperativo, porque de ahí nos nutrimos para conocer y valorar el significado real del movimiento cooperativo”.
“Mirar al pasado no es simplemente relatar anécdotas de lo que ha ocurrido en otros tiempos, aunque esto puede a veces ser un entretenimiento agradable y hasta constructivo, pero de por sí solo no tiene el significado que realmente implica reconocer la historia. Esto es conocer los hechos decisivos del pasado en los que se ha fraguado al destino actual para tomar conciencia de él y, además, para prepararse para hacer frente a los desafíos del futuro. Historiar no es un pasatiempo más o menos agradable, sino que es un imperativo para transitar el camino de la historia con paso firme y seguro”, subrayó Cracogna.
Frente a los que privilegian que la defensa de los consumidores debe estar en manos del Estado, Cracogna sostuvo que está principalmente en sus propias manos.
“El Estado actúa sobre las consecuencias, sobre los efectos, mientras que los consumidores asociados en cooperativas realizan acciones directas para alcanzar soluciones concretas y mejorar su calidad de vida”, indicó.
Hacia el final de su exposición, el Dr. Cracogna se refirió a que una vez que se supere la pandemia quedará como consecuencia, directa e inmediata, una secuela de mayor pobreza en amplios sectores de la población mundial, lo que exigirá soluciones responsables, que encontrarán seguramente a las cooperativas como verdaderas protagonistas.

“Hay esperanzas de un mundo mejor”

Luego de destacar que el ejemplo de la Cooperativa Obrera representa una luz en un mundo tan complejo como el actual, el Dr. Klicksberg destacó en su conferencia cinco problemas principales que en su opinión aquejan al mundo.
Mencionó que la pandemia provocada por el Covid-19 es uno de ellos, originando millones de enfermos y cientos de miles de muertos. Además aceleró las desigualdades económicas y sociales que ya aquejaban al mundo antes de aparecer el coronavirus.
“Si bien todas las clases sociales son afectadas por el virus, es indudable que quienes más se enferman son los pobres, y que la pandemia es reproductora de desigualdades, y éstas crean pobreza”, señaló.
A la hora de cuantificar esas desigualdades afirmó que el 1% de la población mundial es dueña del 99% de la riqueza y que 26 personas en el mundo tienen los mismos recursos que 3.500 millones. Mencionó también el ejemplo de lo que pasa en América Latina, un continente con creciente pobreza a pesar de contar con inigualables recursos naturales.
Finalmente se refirió a tres problemas más: el hambre en el mundo (“no es que falten alimentos, el problema es el acceso a ellos”); el cambio climático (“la pandemia pasará, pero los problemas que originan el cambio climático persistirán”), y el tema de la discriminación, especialmente de género (“en la participación de los jóvenes y las mujeres está la esperanza de un mundo mejor”).
Luego de mencionar que la Economía Social es la gran esperanza del mundo, y destacar la importancia del desarrollo cooperativo en la Argentina, el expositor recordó que suelen preguntarle la razón por la cual el cooperativismo no ha crecido más.
“En realidad lo que habría que preguntarse es cómo, ante obstáculos tan poderosos como los que ha debido enfrentar, el cooperativismo ha crecido tanto. Y si lo ha hecho es gracias a sus convicciones, a sus propuestas éticas, a sus Valores y Principios”, manifestó.
“Hay esperanzas de lograr un mundo mejor, con mayor igualdad, educación y salud; hay otra forma posible de sociedad más justa e igualitaria, eliminando el virus del egoísmo y la codicia desenfrenada. Y para alcanzar ese mundo mejor la Economía Social tendrá un rol protagónico”, se esperanzó.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Miércoles, 25 Noviembre 2020 10:57

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.