Mariana Rizzuto, la escritora que descubre Río Negro y se lo cuenta a los más chicos

By Familia Cooperativa Mayo 26, 2020 432 0

Profesora de Letras egresada de la Universidad de La Plata, Mariana Rizzuto eligió desde hace un buen tiempo el territorio rionegrino para echar raíces y publicar varios relatos infantiles que reflejan su amor por la provincia que la cobijó.

Mariana Rizzuto nació en La Plata, tiene 41 años y hace poco menos de dos décadas eligió vivir en la provincia de Río Negro. Estuvo en San Carlos de Bariloche, Choele Choel, Viedma y desde hace un año y medio vive en General Roca.
Pasar de una ciudad densamente poblada como la capital bonaerense al Valle Medio rionegrino no resultó fácil, pero el transcurrir del tiempo le permitió descubrir el encanto de sus colores, su vegetación, su gente, su silencio…
“Escribo desde una mirada un poco extranjera, porque voy descubriendo las cosas que una persona que siempre vivió en el lugar por ahí no ve o no valora”, sostiene.
Tras estudiar Letras en la Universidad de La Plata, Mariana ejerció como profesora de Lengua y Literatura en las distintas ciudades en las que residió.
“En Choele Choel tuve la oportunidad de trabajar en el Instituto de Formación Docente y me acerqué más a la literatura infantil y juvenil. Me llamó la atención y empecé a explorarla”, reconoce.
En el camino conoció a Marina Hernalz, choelense e ilustradora de todos sus escritos, y juntas invirtieron sus ahorros para publicar de manera independiente dos libros: “Lua feliz”, en 2013 y “Lua enojada”, en 2015.
“Lua es una bruja, un personaje con el que escribí varios cuentos. Primero iba a ser un solo texto con ocho relatos, pero las ilustraciones quedaron tan hermosas que juntamos material como para publicar ocho libros”, destaca.
Mariana explica que editar de manera independiente requiere no solo de una importante inversión monetaria sino, además, de mucho esfuerzo.
Por eso admite que si bien las ediciones alcanzaron una buena venta, no pudieron recuperar la inversión para seguir imprimiendo. De todas maneras, no pierden las esperanzas de publicar el valioso material con el que cuentan con una editorial que está interesada en el proyecto.
“Siempre que escribo algo pienso que lo tiene que ilustrar Marina. Tenemos el mismo sentido estético, interpreta lo que quiero y le da otro valor a la historia aportando cosas que a mí no se me ocurren”, sostiene con sinceridad.

La historia de una niña

Fuera del ámbito independiente realizaron en 2019 una producción con el Fondo Editorial Rionegrino llamada “Un buen cielo”, destinada a una franja etaria un poco mayor.
“Luisa Calcumil (actriz, narradora popular y dramaturga, referente cultural mapuche) me contó una historia real de una niña que fue arrancada de un paraje rural tras la muerte de su mamá y fue llevada a Bahía Blanca para trabajar en la casa de una familia. Para no olvidar su lengua, la nena se miraba en el espejo y cantaba las canciones que le habían enseñado. De esa idea surgió ‘Un buen cielo’, que mezcla la historia real con otras cosas que imaginé”, subraya.
También junto a Marina Hernalz adaptaron leyendas de la zona para repartir entre los niños que viajaran en el afamado Tren Patagónico. un ferrocarril de características turísticas que sale de Viedma y recorre los paisajes de la meseta del sur de la provincia de Río Negro hasta llegar a San Carlos de Bariloche.
Así surgieron “Noel el gigante” (basada en la historia de Noel Berthe, el hombre más alto nacido en la Argentina, nativo de la localidad de Lamarque), “Pájaro negro” (un ave que habita el Alto Valle rionegrino), “Los dueños del agua” (centrada en la hermosa meseta de Somoncurá) y “Bernabé Lucero y la cueva del diablo” (que tiene como epicentro a la Salina del Gualicho, la más grande del país, ubicada a unos 50 kilómetros de la villa balnearia de Las Grutas).
Muchas de las producciones de Mariana cobraron aun mayor relevancia en este tiempo de aislamiento en el que decidió compartirlas en sus redes sociales, donde tuvieron gran repercusión.
 Mientras tanto, piensa continuar por el camino de la escritura en General Roca, donde vive con su pareja, el cineasta Federico Laffitte, quien dirigió “Camino al tembrao” (2010) y “El verano del camoatí” (2012), dos producciones cuyos guiones pertenecen a la propia Mariana Rizzuto, y sus hijos Francisco y Pilar. Río Negro aún tiene mucho por mostrarle y sus lectores mucho por descubrir.

Valora este artículo
(2 votos)
Modificado por última vez en Viernes, 29 Mayo 2020 11:39

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.