Natty Petrosino, una vida dedicada al prójimo

Natty Hollmann (conocida por su apellido de casada, como Natty Petrosino), reconocida no solo en Argentina sino a nivel mundial por su ejemplar accionar en favor de personas que estuvieran en situación de desamparo y en especial los niños, visitó las instalaciones de la Cooperativa Obrera.

 Fue recibida por la presidenta de la entidad, Cra. Mónica Giambelluca; el tesorero Cr. Raúl Gouarnalusse; el gerente general Héctor Jacquet; el director de empresas vinculadas Rodolfo Zoppi, y el subgerente general Pablo Barbieri.

 Natty comenzó su obra a partir de una enfermedad muy grave que a los 27 años la tuvo al borde de la muerte, y donde tuvo una epifanía que, de acuerdo con lo que expresa, le hizo descubrir a Dios y la cambió para siempre.

 En el transcurso de la reunión que mantuvo con las autoridades de La Coope, Natty agradeció el apoyo permanente de la entidad, sin el cual, según expresó, hubiese sido muy difícil llevar adelante su obra.

 Por otra parte, realizó un repaso de sus actividades filantrópicas desde sus inicios, organizando el reparto de alimentos y lugares de asilo para personas sin hogar, sin familia y sin empleo, además de extenderle su mano generosa a pobres, marginados, enfermos, discapacitados y discriminados de la sociedad.

 Recordó, asimismo, la fundación del Hogar Peregrino San Francisco de Asís, donde se llegaron a servir más de 7.000 platos diarios a indigentes, llevándose a cabo mensualmente una gran feria gratuita en la que se les entregaba ropa a más de 3.000 familias carenciadas.

 Durante la década del 90, Natty dejó el Hogar en manos de la Curia de Bahía Blanca y comenzó a trabajar con familias indígenas en la provincia de Formosa, tarea que sigue realizando desde hace más de 20 años, respetando sus diferencias de idioma, cultura y religión.

 Por su labor ha recibido reconocimientos y premios nacionales e internacionales, y si bien es una férrea creyente cristiana nunca perteneció a ninguna congregación ni institución religiosa específica; de igual manera no tiene bienes, ni realiza su obra mediante la conformación de organización jurídica alguna.

 Con más de 80 años de vida y con una profusa actividad, sigue consecuente con sus creencias, y antes de emprender un  nuevo viaje a tierra formoseña aprovechó la ocasión para tomar contacto también con voluntarios de la Fundación Cooperativa Obrera, quienes gestionan y administran mercaderías que provee La Coope para ser entregadas a distintas instituciones.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Viernes, 22 Mayo 2020 11:43

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.