La pandemia también dejó lecciones referidas a salud y alimentación Destacado

Desde cómo realizar las compras hasta qué consumir, los meses de cuarentena han dejado una serie de puntos clave para tener en cuenta de cara al futuro, con miras a evitar el sobrepeso y los problemas sanitarios.


La expansión del Covid-19 por el mundo no solo afectó los aspectos más elementales de nuestras vidas, sino que expuso una serie de consideraciones que necesariamente debemos tener en cuenta en el futuro.
En principio quedó reflejado que nuestra sociedad, más allá de ciertos comportamientos eficaces, no estaba preparada en materia de alimentación y salud para afrontar una situación de confinamiento, a partir de que no tenía pautas ni conocimientos para saber cómo responder.
En tal sentido y frente a posibles rebrotes sería conveniente apelar en un futuro a la realización de compras responsables, porque quedó claramente expuesto que no hace falta arrasar con mercaderías  en los lugares de venta de artículos de primera necesidad.
En los días previas a que se determinara la cuarentena y aún en las jornadas posteriores hubo quienes apelaron a la realización de compras desproporcionadas, más allá de que no hubo inconvenientes en materia de desabastecimiento.
Al respecto las pautas son claras. Hay que comprar con mode-ración y de una manera solidaria y responsable, abasteciéndose de lo que realmente se necesita.
Por otra parte, a la hora de confeccionar la lista de compras es recomendable darle prioridad a los alimentos frescos y saludables.
Los entendidos en la materia sostienen tener siempre presente, pero aún más ante un periodo de confinamiento, el consumo de frutas, verduras y hortalizas frescas, y si no es posible, en conserva o congeladas.
Hay que priorizar este tipo de alimentos en lugar ingerir masivamente pastas, arroz y pan o galletitas (que deben estar en las alacenas pero no como artículos a los que apelar en primera instancia), procurando sumar proteínas en cada comida a través de huevos, pescados, legumbres, carnes o lácteos, ya que nos ayudarán a mantener la masa muscular.
Controlando las cantidades, también es aconsejable consumir grasas de calidad, mediante el aceite de oliva virgen, los frutos secos, las semillas y la palta.


A pesar de que todavía no se han podido analizar en detalle los comportamientos de la población durante la cuarentena, los primeros indicios destacan algunos aspectos positivos, a partir de que el hecho de estar en casa y cocinar todos los días provocó un incremento en el consumo de productos frescos.


Tener más tiempo para cocinar permitió controlar de mejor manera lo que se come, un hecho sumamente positivo porque la compra de productos frescos reduce la presencia de los alimentos procesados o ultraprocesados.
Quienes analizan los efectos de la pandemia en la sociedad sostienen que esta tendencia, al igual que el reclamo de harinas y levaduras para realizar pan o tortas caseras, está vinculada al hecho de poder cocinar en familia recetas de nuestra cultura.

Indices que preocupan

Los estudios también están demostrando algunos índices preocupantes, ya que más allá del descenso en el consumo de alimentos ultraprocesados, se registró un incremento en las ventas de bebidas alcohólicas, galletitas o snacks que, sumado a una situación de sedentarismo, pone en riesgo la salud de la población, especialmente en los grupos más vulnerables: los niños y niñas.
Los expertos reconocen que una situación como la que se registra producto del aislamiento, que potencia la ansiedad y el estrés, no facilita a controlar el consumo de productos altos en calorías.
“Estudios previos de situaciones similares reflejan que podían estar vinculadas a un comportamiento alimentario no saludable, producto de comer demasiado, ingerir alimentos a modo de recompensa o recurrir a dulces o precocinados. Por eso lo mejor es comprar exclusivamente lo que va a consumir en el momento”, destacan.
Estos reacomodamientos evidenciados a la hora de realizar las compras importantes en nuestro día a día, que se acrecentaron ante el confinamiento, tienen incidencia negativa en materia de salud, máxime si se tiene en cuenta otro aspecto evidente: el sedentarismo.
El hecho de estar todo el día en casa reduce nuestra actividad física y, por lo tanto, disminuye el gasto energético. Esto se traduce en aumento de peso ante el que solo se puede luchar reduciendo el consumo, ya que no necesitamos comer en exceso para vivir.
“Al bajar la carga de ejercitación física, una persona que completaba sesiones de entrenamiento de calidad semanales habrá bajado considerablemente su gasto energético. Por lo tanto, para mantener el peso habrá tenido que rebajar el consumo. Esta es la única alternativa que ha tenido la población para controlar el peso y la composición corporal, de ahí la importancia de llevar a cabo una alimentación saludable y cuidada en cuanto a energía”, resaltan los expertos.
Pero la complejidad de controlar el consumo en una situación de encierro, estrés y ansiedad conlleva a los expertos a intuir que un porcentaje alto de la población habrá salido de la cuarentena con un incremento de peso.
“Lo ideal frente a una situación de aislamiento era desarrollar una dieta más baja en calorías, pero por las situaciones emocionales y las dificultades evidenciadas para poder realizar actividades físicas en forma periódica resultó muy complicado llevar a cabo un cambio tan radical”, reconocen.
Sostienen, asimismo, que la pandemia dejó claramente expuesta la importancia de una alimentación saludable, teniendo en cuenta que el sobrepeso es un factor de riesgo ante el Covid-19.
Por último, destacan que todo lo enunciado sumado al hecho que ya de por sí los hábitos nutricionales de la población no son buenos en general, podrían incidir negativamente en materia sani- taria en buena parte de los argentinos.


De todas maneras, resaltaron finalmente que nunca es tarde para torcer el rumbo y comenzar a realizar no solo con una dieta más saludable, sino algún tipo de ejercitación física que ayude a desarrollar una mejor calidad de vida.

Valora este artículo
(3 votos)
Modificado por última vez en Miércoles, 23 Septiembre 2020 10:15

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.