Imprimir esta página

Oportunidad para construir una economía que preserve el planeta

By Familia Cooperativa 1616 0

A raíz de las medidas de contención adoptadas frente a la pandemia de Covid-19, disminuyeron las emisiones de gases de efecto invernadero y mejoró la calidad del aire. Sin embargo, desde la ONU advirtieron que el impacto es solo temporal y que es necesario construir una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta.

En un artículo publicado en su portal news.un.org, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) subrayó que la pandemia de coronavirus representa una oportunidad para construir una "economía diferente, una en la que las finanzas y las acciones impulsen empleos sostenibles, el crecimiento verde y una forma distinta de vida”.

“La enfermedad, que ya ha causado devastación y dificultades inimaginables, ha detenido casi por completo nuestro estilo de vida. El brote tendrá consecuencias económicas y sociales profundas y duraderas en todos los rincones del planeta”, sostuvo Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y autora del escrito.

La economista y ecologista danesa destacó que una vez superada la etapa crítica llegará el momento  de “reconstruir mejor", en el que deberán tenerse en cuenta las señales ambientales y lo que significan para nuestro futuro y bienestar.

“Los impactos positivos visibles, ya sea la mejora de la calidad del aire o la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, son sólo temporales, porque derivan de una aguda desaceleración económica y un trágico sufrimiento humano. La pandemia también provocará un aumento en la generación de desechos médicos y peligrosos”, sostuvo Andersen.

Asimismo, añadió que “cualquier impacto ambiental positivo después de esta aborrecible pandemia debe comenzar por el cambio en nuestros hábitos de producción y consumo hacia modelos más limpios y sostenibles. Porque sólo las transformaciones sistémicas a largo plazo cambiarán la trayectoria de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera”.

“En el período postcrisis, cuando se diseñen paquetes de estímulo económico que incluyan infraestructuras, existirá una oportunidad real de satisfacer esa demanda con planes sostenibles de inversiones en energía renovable, edificios inteligentes y transporte público limpio, entre otros”, resaltó.

Naturaleza sitiada


Respecto del Covid-19 afirmó que parte del desafío que se plantea por delante se basa en comprender el origen de este tipo de enfermedades, “porque la salud de nuestro planeta juega un papel importante en la propagación de enfermedades zoonóticas, es decir, aquellas que se originan a partir de patógenos transmitidos de animales a humanos”.

“Hoy la actividad humana ha alterado casi 75% de la superficie terrestre y ha sitiado a la vida silvestre y la naturaleza en un rincón cada vez más pequeño del planeta. La naturaleza es crucial para nuestra propia supervivencia, porque proporciona nuestro oxígeno, regula nuestros patrones climáticos, poliniza nuestros cultivos, produce nuestros alimentos, piensos y fibras, pero está bajo un estrés creciente”, indicó.

Por otra parte, destacó que “es hora de restaurar nuestros bosques, detener la deforestación, invertir en la gestión de las áreas protegidas e impulsar mercados para los productos sostenibles. Y donde exista la cadena legal de comercio de vida silvestre, necesitamos hacer un trabajo mucho mejor para elevar las condiciones de higiene. Y, por supuesto, urge abordar el tráfico ilegal de vida silvestre, el cuarto delito más cometido en todo el mundo”.

Andersen subrayó que “cuando mejor gestionamos la naturaleza, mejor gestionamos la salud humana” y dijo que un pilar importante en el plan de recuperación post-pandemia debe ser “llegar a un marco ambicioso, medible e inclusivo, porque mantener la naturaleza rica, diversa y floreciente es una parte fundamental del sistema que sustenta nuestra vida”.

“Y a medida que los motores del crecimiento comienzan a acelerarse nuevamente, necesitamos ver cómo el manejo prudente de la naturaleza puede ser parte de esta economía diferente que debe surgir, porque la salud de las personas y la del planeta son una cosa, y ambas pueden prosperar en igual medida”, concluyó.

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 28 Abril 2020 08:43

Artículos relacionados (por etiqueta)