¿Qué es la enfermedad de LYME? Destacado

A partir de que el reconocido cantante canadiense Justin Bieber revelara que luchaba contra esta infección bacteriana que se contrae a través de la picadura de un determinado tipo de garrapata y que también padecen su compatriota Avril Lavigne y la estrella mexicana Thalía, la enfermedad de Lyme cobró notoria repercusión en la consideración mundial.

“Han sido un par de años difíciles, pero (estoy) recibiendo el tratamiento correcto que ayudará a tratar esta enfermedad. Estaré de regreso mejor que nunca”.

La  publicación en Instagram que tiempo atrás realizara el astro pop Justin Bieber sirvió como detonante para que muchos escucharan hablar por primera vez de la enfermedad de Lyme, transmitida por la garrapata de los ciervos o garrapata de patas negras.

Esta afección, también conocida como borreliosis de Lyme y endémica en los Estados Unidos y en Europa, es causada por la bacteria llamada Borrelia burgdoferi, que suele ser portada por el mencionado tipo de garrapata, que a su vez la adquiere cuando pica a ratones o venados infectados con dicha bacteria.

Si bien no todas las personas lo presentan, usualmente el primer síntoma es un sarpullido que puede verse como una escarapela. A medida que la infección se disemina pueden sobrevenir fiebre, dolores de corporales y de cabeza, rigidez de cuello y cansancio.

La enfermedad de Lyme puede ser difícil de diagnosticar porque muchos de sus síntomas son parecidos a la gripe u otras dolencias. Además, las pruebas de laboratorio no siempre entregan una respuesta clara hasta que la infección se prolongue al menos un par de semanas.

Los pacientes tratados con antibióticos en las etapas tempranas de la infección suelen recuperarse rápidamente y por completo. En tanto, la mayoría de aquellos que reciben el tratamiento en etapas más tardías de la enfermedad también responden bien a los antibióticos, aunque algunos ya podrían haber sufrido daños de larga duración en el sistema nervioso o en las articulaciones.

Por otra parte, puede suceder que los pacientes que reciban la terapia recomendada de 2 a 4 semanas de antibióticos para hacer frente a la enfermedad tengan síntomas de cansancio, así como dolores persistentes en el cuerpo o musculares o en las articulaciones cuando terminen el tratamiento. Estos síntomas no se pueden curar con mayores tandas de antibióticos, pero generalmente mejoran por sí solos con el tiempo.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Jueves, 23 Abril 2020 22:10

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.